Prestigio y referencia

Evelio Salas: El clamor de un líder político

Evelio Salas 21/04/2023 Evelio Salas

Una de las razones por las que el pueblo clama el nacimiento de un líder político, un organizador, un gerente político, alguien que logré aglutinar las fuerzas de la oposición venezolana y saque todo vestigio de miseria junto a este gobierno, es que se encuentra cansado de los dinosaurios estirpes de la política opositora actual. Si nos damos un paseo soflamado a este parque Jurásico de la MUD, de un solo vistazo identificamos a esas figuras que no solo agotan nuestra paciencia política si no que además, muchos ya son señalados en los últimos casos milmillonarios de dólares de corrupción como son los casos de PDVSA, lavado de dólares, venta de votos electorales de alcaldías, de gobernaciones y hasta de la Presidencia de la República y etc. Pero, !sorpresa! 

Veamos también en este paseo prehistórico que la tarjeta electoral de oposición con más votos obtenidos es nada mas y nada menos que la tarjeta de la manito, !Si, la tarjeta de la MUD! La gloriosa tarjeta que en otrora produjo aquel importante triunfo del año 2015 cuando se ganó casi el 80% de la Asamblea Nacional, esa tarjeta electoral que ahora es simplemente la meretriz de estos dinosaurios que la dominan, ellos, los mismos gigantosaurios, se inscriben, se despachan y se dan el vuelto en los eventos electorales. Está tarjeta con su sola imagen de la manito mantiene la ilusión en el venezolano de que es ahí donde están los opositores "puros", por eso se abulta de votos en los procesos electorales y luego desaparece hasta el próximo evento. La lucha encarnizada de los precandidatos de la llamada Primaria no tiene más que el objeto de ponerle el guante a esa tarjeta electoral que para empezar no es un Partido, no es una estructura de militantes a quien se le deba respeto después de que el saurio gana un curul. Como muestra debo decir que así sucedió en el 2015, cuando se volvieron locos aquellos diputados, en su mayoría desconocidos, que lejos de trabajar para sacar a Maduro, que era el clamor de los votantes, se enfrascaron en hacer promesas y ofertas incumplidas, negocios engañosos, llevandonos nuevamente a otro fracaso, otra desilusion. La MUD, es una tarjeta de cartón registrado en el CNE, es el papel higiénico del W.C de los dinosaurios de la actual oposición. Vamos a radiografíar esto en nuestra región yaracuyana y de seguro es lo mismo en casi todos los Estados; veamos: En las pasadas elecciones a gobernaciones y alcaldias, en el 2021,el candidato de la MUD resultó ser, otra vez Biaggio, el mismo qué anda buscando ser jefe de campaña de alguien en la Primaria, adivinen para qué, si , para ootra vez ser candidato, este, quien además es presidente de su partido Convergencia, partido que por cierto en la década de los noventa, lo creó el Dr Rafael Caldera llevandolo a la Presidencia de la República y ahora por no mucha suerte para su militancia, lo dirige Biaggio en Yaracuy, se autoinscribió por infinetisima vez a la gobernacion por la gloriosa tarjeta MUD, la de la manito, la que aún nos ilusiona, y que alcanzó para ese evento regional los 45mil votos (dada nuestra ilusión con la manito que sigue anclada en nuestra psique como solución mágica al problema), sin embargo el nombrado eterno-candidato apenas si logró en su partido Convergencia 3254 votos, o sea que lo glorioso de aquella organización de Caldera es ahora ese reducto de organización con ese pequeño número de votos, añorando lo que fue. Pero además, con las ilusiones aún latentes, la MUD, con su porfiada candidatura que más bien parece un negocio promadurista, se sigue reduciendo en número de votos con pronóstico de llevarlo a lo que hoy es convergencia.

Bien, visto el ejemplo estadal, volvamos al tema nacional para preguntarnos:!¿Qué de extraño tiene que a nivel nacional sea el mismo juego tramposo de la tarjeta?! con la representación saurial de Capriles, de Rosales o de cualquiera de aquellos que aspiran limpiarse con ese papel higiénico. Pido por favor me disculpen amigos lectores por la gráfica comparación, es mi forma cruda de entender este tipo de política.

En otros colores, este escrito lo que persigue es que comencemos a ver nuevos rostros políticos, que miremos a esas personas que además de hacer un inagotable esfuerzo desde las raíces de nuestra democracia, se presentan con la fuerza de esa tradición luchadora de las organizaciones que nos brindaron un país democrático desde 1958, partidos de historia firme que aún cuando no perfectos, alcanzaron durante cuarenta años la estabilidad política gozada por todos los venezolanos, con obras sociales, programas e infraestructuras de envergadura. Basta nombrar los gobiernos de Caldera o de Luis Herrera para recordar por ejemplo en Yaracuy, al hospital Central, al Ciepe, al Iuty, la catedral, la autopista, los liceos y escuelas, la productividad agrícola,etc,etc.

El juego político electoral de Venezuela se basa en que antes al menos eran Partidos políticos con tarjetas, hoy se han convertido en un juego de simples tarjetas de cartón, ilusorias, sin una militancia que exija, sin organización que planifique ni aporte al desarrollo de ideas de gobierno, sin la más mínima concepción de una "Venezuela Posible", así llamada la propuesta de Juan Carlos, que en otra entrega describiremos. Más sin embargo, lo bueno es que el mismo mal de las barajitas repetidas sin la funcionalidad de los verdaderos Partidos, es lo que están viviendo los chavistas, ven solo una tarjeta en tiempos electorales llamado PSUV, tal cual como nosotros con la MUD, la diferencia es, como dijo aquel difunto: por ahora, que tienen el poder del gobierno, su juego con las ilusiones del pueblo, ese que como autómatas votaba por ellos, se acaba, la intención de votos esta en picada directo al subsuelo.

Este escrito es para motivar a que demos un paso adelante en cuanto a no seguir pisando lodo al momento de votar, a que acabemos con los dinosaurios, con su W.C y con sus barajitas de carton. Volvamos a la estabilidad política retomando nuestras raíces democráticas con verdaderos partidos políticos, organizaciones constructoras de propuesta, sumadores de nuevos y jovenes militantes, respetuosos de lo que nos dejaron nuestros padres de la lucha antidictadura.

Yo, y perdónenme hablar en primera persona, invoco ese espíritu antidictadura del 58, cuando se derrocó a Pérez Jiménez y sus antecesores, ahora derroquemos a estos. Invoco al trabajo organizado que realizaron mis padres en Copei, sobre todo en Yaracuy.

Es el momento de nombrar un nuevo rostro, llamar al trabajo conjunto como lo viene realizando Juan Carlos Alvarado, a quien conozco por sus esfuerzos, Secretario general nacional de Copei, con trayectoria desde la Juventud Copeyana y con sólida formación política, academica y humana. Contra propuestas como esta vendrán los grandes saurios y sus acólitos a estigmatizarlo como divisionista, pero ¿Qué más divisionismo que ocho años de fracaso electoral calcomiendo aquella tarjeta de la MUD hoy secuestrada? llevándola al disminuido papel en que se encuentra también hoy Convergencia (con la salvedad de su honorable militancia que aún subsiste bajo ese yugo). Saldrán argumentos de estigmatización contra cualquier candidatura que no sea la de ellos, los saurios, y aún luego, gané quien gane esa feroz lucha por la tarjeta de la MUD, en las llamadas Primarias, se retiraran los perdedores, levantarán tienda aparte o simplemente no permitirán que otro gané la presidencia, por que en su desviada psique: "si no soy yo, no es nadie".Invoco a que acabemos con ese parque Jurásico político que tiene casi treinta años haciéndonos el daño de tener a los chavistas-maduristas gobernando a placer. Invoco dejar el ilusionismo de las barajitas electorales para organizarnos y hacer crecer las organizaciones políticas serías como COPEI u otra que se le aproxime.

Finalmente invoco a la conciencia del venezolano a integrarse a una organización con objetivos firmes, con misión y visión segura, que le dejé saldo estructural de cualquier evento electoral y no un vacío en el estomago. 

Basta de bufonadas mesiánicas y de dinosaurios políticos, basta de aprovechadores de tarjetas y por supuesto, basta de colocarle precio en la frente a la conciencia electoral de los venezolanos, ahora en dólares. Que emerjan los líderes que este País necesita con apego a nuestras tradiciones de democracia cristiana.

Lo más visto

Suscríbete gratis

La mejor opción para comunicarte