Prestigio y referencia

Evelio Salas: Inhabilitación  comunicacional

Evelio Salas 16/07/2023 Evelio Salas
Periodismo
Periodismo

Dos acepciones puedo desarrollar a tan complicado título, pero en primer lugar aclaro que no es mi intención ofender a la digna profesión de la comunicación. Incluso comienzo por citar lo  recientemente publicado por el mundialmente conocido periodista Noam Shonski el 2 de Julio de este año, quien resulta  crudo al calificar como “fracaso” al periodismo actual y con esto comienzo.

Noam ChomksyNoam Chomsky: El fracaso del periodismo actual

Las siguientes contradicciones dan ejemplo de esto en mi País: desde el pasado 12 de Abril se inició por parte del gobierno la celebración de la comunicación popular, le sigue en este marco, el Día del Periodista, CNP... una infinita entrega de premios, inversión en infraestructuras, fiestas de lujo, obsequios de alto valor, reconocimientos y congratulaciones que incluso obnubilaron a las fechas patrias. Si, poca importancia tuvo el 24 de Junio, Día de la Batalla de Carabobo que determinó nuestra liberación ante el yugo Español, el 5 de Julio, fecha en que se firmó el Acta de declaración de independencia; para estas importantísimas efemérides los héroes galardonados fueron, no los soldados independentistas en el Panteón Nacional o aquí en sitios históricos locales, esta vez los soldados libertadores no lucieron, pero los  comunicadores y periodistas, para el gobierno, Si. Es más, todavía finalizando el mes de Julio, las alcaldías tienen programado entregas de reconocimientos a los comunicadores de su geografía, pero vale decir por cierto, que lo han hecho en rubros que son casi o rotundos  inexistentes en la localidad. Ridículamente se ha premiado en el rubro de  medio televisivos cuando este no existe en la región, en el rubro de impreso cuando tampoco existe, entonces fue premiado en sustitución a un único impreso regional repetido al igual que el rubro digital, pero en cuanto al rubro de opinión fue algo que les resultó insignificante y sencillamente se ignoró, obviamente también hay poca publicación de opinión si hay críticas al gobierno, al mismo tiempo los medios alternativos que lo hacen, por esa razón también fueron ignorados. Nuevamente ofrezco mis disculpas a los escasos portadores de la dignidad ética de su profesión comunicacional y ahora  me pregunto a manera de ejemplo contradictorio, ¿Tan poca importancia tienen los educadores, cuya fecha solo la celebramos como día de júbilo mientras su sede lleva casi cuatro décadas destruida, tan poca importancia tienen los médicos que apenas si libraron el día, mientras su estatus se encuentra en el nivel de rebusque en diferentes clínicas o los arquitectos y farmacéutas de cuyas fechas pocos se enteraron?

Los gobernantes llevan desde Abril a Julio, cuatro meses galardonando a quienes tienen el poder de inhabilitar la realidad del país, quienes poco dicen de la miseria salarial de profesionales que están buhoneriando o rebuscandose para mantener a su familia, “emprendimiento” lo llaman ahora. Cualquier intento de información veraz por parte de un comunicador es condenado por los gobernantes dueños de estos medios, llámense “comunitarios” o privados, estos últimos socios de gobernadores y alcaldes que son quienes deciden a quien premiar, y los primeros, los “comunitarios” que simplemente son subordinados al gobierno “revolucionario” el cual les paga por su “Fidelidad”.

La segunda acepción, por los momentos es de corto desarrollo y en parte fue mencionada, como adelanto, véase: ¿Quiénes son los primeros inhabilitadores a políticos de oposición? Haciendo a un lado al Poder Judicial, al Poder electoral y a la Contraloría General de la  República, los verdaderos inhabilitadores de ahora son los Medios. Recordemos que en la cuarta República los medios de comunicación vetaban a los políticos cuando estos no accedían a sus peticiones de poder, eran el quinto poder cuando eran cuatro en total, así lo refiere Isaac Benarroch Pinto en el libro “Yo asistí al gabinete Capriles, la cadena por dentro”, pero hoy son los Medios, que apartando a los ya nombrados poderes constitucionales, desplazan ferozmente a todos y se considera el segundo Poder después del Ejecutivo, pues los demás se subordinan. Esto no esta mejor que en la cuarta República.

En el presente son los políticos, propietarios de las ondas, del recurso y de la conciencia de algunos periodistas que incluso con ayuda de sus socios del gobierno ya ostentan alcaldías como la de Cocorote y aspiran gobernación a través de tan perniciosas relaciones, peor que la “Cadena Capriles” de entonces, son ahora estos periodistas políticos quienes vetan a los políticos y a los medios que le adversan (los que aún existen). Con eso este nuevo cuño de políticos  tienen también el poder de inhabilitar a sus opositores, inhabilitar concesiones de uso de espacios radioeléctricos,  cierran medios, inhabilitan compras de papel de impresión, inhabilitan y compran conciencias,  se inhabilita a los usuarios cuando llaman para denunciar o le manipulan su denuncia.

Los gobernantes con sus medios comunitarios y privados, inhabilitan por supuesto a sindicatos, gremios y organizaciones, finalmente también a candidatas y candidatos de elecciones Primarias. 

Como diría nuestro querido comunicador Cantinflas: “Antes estábamos mal, ahora estamos peor, por que antes pensábamos que estábamos bien cuando en realidad estábamos mal, ahora decimos que estamos bien cuando en realidad estamos peor”

Lo más visto

Suscríbete gratis

La mejor opción para comunicarte