La comunicación política mejora con psicología

ÁNALISIS Y OPINIÓN 02/01/2024 Daniel Eskibel

Daniel Eskibel

Un fantasma recorre el mundo.
Es el fantasma de la comunicación política.

Cursos, cursitos y curseras. Levantas una piedra y aparece uno. En páginas web y en eventos presenciales. En Zoom para zoombies y en redes para enredados.
Ya me entiendes.
Mucha oferta.

Mucho ruido y pocas nueces.
A la mayoría se le ven las costuras a lo lejos.
A la mayoría, dije. Que también los hay muy buenos por ahí.
Pero la mayoría repite y recicla un par de cosas, o tal vez tres:

Uno.
Que en tal campaña alguien hizo tal cosa y ganó. Y que por lo tanto eso es lo que hay que hacer.
O sea: copiar.
Copiar lo que una vez funcionó. Sin importar el contexto político, social, cultural o económico.
Hacer eso y ya está. Listo. A la copia copia de las copias.

Dos.
Que tienes que amplificar tus logros, que tú lo vales, que el cielo es el límite, que tu imagen tiene que ser grande muy grande entre las grandes.
O sea: exagerar.
Agrandar tus logros hasta la náusea del votante. Agigantarte sin tener en cuenta tu personalidad ni tu verdadera historia.
Y punto, que eso ya da mucho juego.

Tres.
Que la última tecnología lo cambia todo. Pueden ser los datos o Tik Tok o la inteligencia artificial o Instagram. Depende de lo que sea última tecnología para cada cual.
Entonces te enseñan a volar en esa tecnología como si fueras en la alfombra mágica. Directo a la victoria.
O sea: una mezcla de copia y exageración. Copiar a algún influencer que vive en el año 16 Di (después del iPhone). Y agrandar mucho el efecto de la tecnología que ese influencer recomienda.

Eso está pasando.
El fantasma que recorre el mundo.

La masterclass que estoy lanzando en estos días no va por ahí.
Va por otro lado.

La comunicación no mejora copiando lo que otro hizo.
Tampoco exagerando los méritos propios.
Mejora con psicología.

Psicología.

Puedes no creerme, por supuesto. No tienes por qué creerme.
Y estarías en lo cierto si pensaras que mi enfoque está sesgado porque soy psicólogo y porque hace 25 años que estoy aplicando la psicología a la comunicación política.

Es cierto.
Mi enfoque está sesgado.

Pero, pero, pero...

Funciona.

Poco me importan las modas marketineras, comunicacionales, tecnológicas, linguísticas o lo que sea.
Lo que me importa es el fundamento científico de las cosas.
Y el fundamento práctico. O sea: que funcionen.

Puedes ignorar todo lo dicho.
Pasar página y seguir adelante con tu día.
O puedes ver los detalles de mi masterclass de comunicación política y profesional.

Aquí:

https://danieleskibel.com/master-compol/

Te puede interesar
Lo más visto