LA PALABRA ENCENDIDA DE DIOS

ÁNALISIS Y OPINIÓN 15/04/2023 Nelson Rojas Gutiérrez

PENSAR, DECIR Y HACER  
LA PALABRA ENCENDIDA DE DIOS
Nelson Rojas [email protected]

“Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios”. Isaías 41.10.

 


La palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos. Penetra hasta lo más profundo de nuestras vidas; destruye la cómoda máscara, la fea cara del pecado. La única razón por la que alguien peca es porque en algún nivel es engañado. La palabra de Dios penetra hasta partir el alma y el espíritu, y las coyunturas y los tuétanos. Discierne los pensamientos y las tentaciones del corazón.  

Véase Hebreos 4:12. Signo del versículo de la Biblia porque la palabra de Dios es viva, activa, siempre encendida. Más aguda que cualquier espada de doble filo, penetra incluso en dividir el alma y el espíritu, las articulaciones y la médula, juzga los pensamientos. ¿Ahora como discernir los pensamientos? Discernir es darte cuenta de que quien gestiona tus pensamientos, sentimientos, sensaciones es el yo pequeño. Para discernir, habitúate a observarte. Si quieres ejercitar el discernimiento, has de recurrir a las cualidades del SER, comenzando en el nivel de conciencia de la razón. 

Discernir es la voluntad honesta de darte cuenta de la falsedad del ego, de cómo, inconscientemente, te engaña bajo una capa de buena intención, del querer cambiar y vivir del SER. En realidad es un engaño más del ego. Que bonito es vivir felices y sin hacerse daño. Porque esa bestialidad de destruir el milagro de la vida que es la creación   de Dios. Por qué si Dios nos hizo a su imagen y semejanza, por qué contradecirlo interpretando muy mal el Libre Albedrio. Por qué confundir la libertad con   libertinaje; porqué caer siempre en un estado de anomia violando todas las nomas y leyes, tanto celestiales como terrenales. La palabra de Dios es eterna. Participa de su misma esencia. Es inmutable, segura y firme. 

El profeta Isaías, en poético lenguaje, contractó  la brevedad de la vida humana con la eternidad de la divina palabra: “ Toda carne es hierba, y toda su gloria como flor del campo… Sécase la hierba, y marchitase la flor; más la palabra del Dios nuestro permanece para siempre”. Por la palabra de Jehová, dice el libro de los Salmos… fueron hechos los cielos y todo el ejército de ellos por el aliento de su boca… porque él dijo y fue hecho el mundo. Pero la creación no fue abandonada a su propia inercia. Dios no creo el universo y luego se desentendíó. 

 Esa misma palabra creadora sostiene a los mundos en su marcha cronométrica a través de los espacios infinitos y mantiene el hálito vital de los seres vivos. Hablando de nuestro Señor, dice el apóstol San Pablo por inspiración divina: Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles… todo fue creado por medio de él y para él. Y él es antes de todas las cosas y todas las cosas en él subsisten. Él sustenta todas las cosas con el poder de su palabra, Cuando el redentor del mundo recorrió los caminos polvorientos de Palestina para enseñarnos la senda que conduce a Dios, esa misma palabra que llamó a los mundos a la vida, se manifestó en una forma sobrenatural de curaciones milagrosas. 

Todas las veces que el Señor efectuó un milagro, el medio empleado fue la Palabra. La grandeza de la fe está en la bendita palabra de Dios.  Entendamos que la fe es la certeza de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve. Fijemos los ojos en Cristo, busquémoslo, conectémonos con Él, no pequemos más  y sigamos su legado. 

 No hay nada imposible para Dios. El puede  salvar al pecador más malvado, puede sanar al enfermo desahuciado, puede hacer que brote agua en el desierto más seco. Mateo 19.26.  No debemos olvidar que servimos a Dios, Todopoderosoal creador del universo y Rey de Reyes. Recordemos siempre el gran poder de su palabra.  Fijemos los ojos en Cristo; llegamos a Dios a través de él. Ojo Avizor.


nelson rojas

Nelson Rojas: Dirije la columna PENSAR, DECIR Y HACER. Profesor, critico y columnista de la prensa escrita y digital.
[email protected] 

Relacionados últimos 5 días
Tendencias de Alfayaracuy