Prestigio y referencia

Desde Julio César hasta Julio León. Cap. VII: De lo sublime a lo ¿ridículo?

ÁNALISIS Y OPINIÓN 19/02/2023 Angelino Santana - CNP 22823

Santana

De lo sublime a lo ¿ridículo?

Capitulo VII

Angelino Santana - CNP 22823


EPÍLOGO

 

Este capítulo lo estamos presentando con cierto retraso, y no es por casualidad o con la intensión de generar espectativa.

 

Inicialmente esperamos el desenlace de ciertos acontecimientos que afectaban el quehacer periodístico nacional y regional. Uno de ellos fue la fallida intención del gobierno nacional, de crear, a través del Inces, los cursos de reporteros, lo cual pudiese ser la excusa, para reclamar, además, justas reivindicaciones que le corresponden a los trabajadores de la información, como por ejemplo, mejores salarios y sobretodo, libertad "real" de expresión, pero no... El enfoque fue el de siempre, "combatir la competencia" a nuestra incompetencia...

 

Por otro lado, ante las justas manifestaciones de los educadores exigiendo mejoras salariales, supusimos que el gremio periodístico le daría amplia cobertura, pero además, se incorporaría a las mismas, generando un "efecto dominó", empujando a otros gremios y pueblo en general, pues la situación salarial resulta insostenible e inaguantable. Pero tampoco... Una tímida cobertura. Y de incorporarse a las mismas?, mucho menos...

 

Esto nos causó desánimo, decepción, tristeza... ¿Estamos arando em el mar?.

 

Pero no, no podernos renunciar a decir, lo que, casi el 100% de los colegas calla, sumidos en una especie de "cobardía colectiva". 

 

No queda de otra; respirar profundo, y seguir intentando, "despertar la conciencia" de quienes están llamados a ser los actores principales en la propagación de las ideas de cambio y justicia, que urgen. 

 

Así pues, luego de esta especie de excusa-catarsis, continuamos... 

En el Capítulo I, nos planteamos una serie de interrogantes, sobre las razones que llevaron al periodismo, a la triste posición que hoy ocupa, y para ello, recurrimos a las historia, al pasado, como la herramienta infalible para entender el presente, e incluso, pronosticar el futuro.

 

En el plano internacional, hemos visto como, y a pesar de las monarquías, la iglesia, dictaduras y gobiernos de corte conservador, su evolución, nunca se detuvo del todo. 

 

La historia del periodismo está llena de héroes y villanos, de luchas, de resistencia y de mucha sangre derramada por los defensores de la verdad. 

 

En la medida que se imponían las democracias en el mundo, en esa medida, se crearon leyes que garantizaran la libertad de expresión. 

 

Estados Unidos, desde la instauración de su democracia, dio ejemplo y fue referencia al respecto, y el poder y la autonomía del periodismo en ese país (conocido como el 4to. Poder), llegó incluso a provocar la salida del Presidente Richard Nixon, gracias a la investigación periodística conocida como el caso WATERGATE.

 

Irónicamente, ese mismo país que se perfilaba como el paladín de la libertad de expresión y la justicia, es su peor enemigo, y para muestra, bastan dos ejemplos; la persecusión implacable contra Eduard Snowden por hacer público, el mayor caso de espionaje de la historia, y Julián Assange, por  WikiLeaks. 

 

Al echarle un vistazo a la historia del periodismo, podemos observar, que ha sido una constante repetición de eventos, en los que solo cambian los actores. 

 

El periodismo a logrado sobrevivir a través de la historia, a pesar de las persecuciones, torturas, asesinatos por un lado, y por otro, y por el otro mediante leyes limitantes, cargas impositivas, restricción de materia prima, entre otros. 

 

Hoy, si bien estos métodos nombrados aún se utilizan, se ha implementado el sistema de soborno, chantaje, transformando a una gran masa de comunicadores sociales, en simples empleados, que más que realizar periodismo, han pasado a ser "publicistas" de las empresas o gobiernos que los contratan .

 

Por cierto, ¿No deberían protestar estos, los publicistas, por la intromisión "ilegal" de los periodistas en su actividad?

 

En Venezuela, pareciera que los gobiernos han optado por un sistema mixto de supresión de la libertad de expresión, y es así como vemos desde represión y persecución hasta bloqueo de materia prima, leyes mordaza, y sobre todo, chantaje y soborno de periodistas. 

 

Pero todos estos fenómenos se observan en diferentes países, donde también se combate por la verdad, con honestidad y ética, pero en Venezuela, y muy especialmente en Yaracuy, esa variedad de posturas del periodismo, parece no existir, y se reduce al soborno y el chantaje, pues al gobierno le resulta más fácil y barato "comprar periodistas", que además, como valor agregado, les funcionan como publicistas. 

 

La situación actual del periodismo mundial, no es nada esperanzadora, pero, ¿Alguna vez lo ha sido?.

 

El periodismo no morirá, sufrirá sí, una metamorfosis, que apenas se está iniciando con las redes sociales y sus nuevos protagonistas, pero no morirá, y como siempre, se impondrá la calidad y la credibilidad de quienes lo representan, ya sean licenciados en comunicación social, youtubers, influencers o deepwebers. 

 

En un futuro no muy lejano, en lugar de pendrive, teléfono celular o laptop, cada "periodista" dispondrá de un dron de alta tecnología y autonomía permanente, que le permitirá, desde almacenar videos, holo proyecciones, utilizar la telefonía, ubicar direcciones, clima, hasta ubicarse en el sitio de los sucesos, mediante holografias en resoluciones superiores 100k, en tiempo real y posibilidad de interactuar con los elementos de la escena. 

 

Mientras tanto, en Yaracuy, los periodistas estaremos aún "pateando la calle", copiando y pegando lo que nos envíen desde las oficinas de prensa del gobierno de turno, y protestando (pero eso sí, solo desde los chats), porque en la evolución de la educación, los jóvenes de primaria, estén realizando "periodismo escolar" y usurpando sus sagradas funciones...

 

¿Ese es el periodismo al que aspiramos en el futuro en Yaracuy?

 

Si es así (y parece serlo), vamos por el camino correcto: silencio, sumisión, mediocridad y cobardía...

 

El futuro aún no está escrito, y en lo que ha de venir, los periodistas tenemos un rol de primer orden. para ello, solo hace falta una cosa: usar el lápiz, en lugar de solo comernos el borrador...


Santana

Angelino Santana: Periodista, columnista de la prensa nacional, regional, dirigente social y gremial

 

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete gratis

La mejor opción para comunicarte