CREYENTES O NO: Capítulo: XXVI. El verbo hecho carne. Juan: 1:14

En el principio era el verbo, y el  verbo era con Dios, y el verbo era Dios. Este era en el principio con Dios. Todas las cosas por el fueron hechas, y sin el nada de lo que ha Sido hecho, fue hecho.

Religión 17/01/2024 Luis Primera

Tabla de PrimeraLuis Primera

Remolinno nuevo

EL VERBO HECHO CARNE

En el principio era el verbo, y el  verbo era con Dios, y el verbo era Dios. Este era en el principio con Dios. Todas las cosas por el fueron hechas, y sin el nada de lo que ha Sido hecho, fue hecho.

"La luz en las tinieblas resplandecen, y las tinieblas no han prevalecido contra ella." JUAN: 1: 1.5.

Este lenguaje desde el punto de vista bíblico, es entendible porque lo aceptamos por Fe, los creyentes,  que para Dios nada es imposible.

LUCAS: 1. 37.

Pero a los incrédulos les cuesta creer estás cosas por eso,

2: Corintios: 6: 14,18-7: 1.

Dice: que somos,

"TEMPLO DEL DIOS VIVIENTE"

Y que no hagamos yugo desiguales con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? y?  ¿que comunión la luz con las tinieblas? y ¿qué concordia Cristo con belial? O ¿qué parte el creyente con el incrédulo?

Mis queridos hermanos,

Creyentes o no, no erreis nuestro Señor Jesús nos dice yo soy. La luz del mundo; y el que me sigue, no andará en tinieblas, si no que tendrá la luz de la vida.

JUAN: 8: 12.

Y no solamente él es la luz es el que dijo sea la luz, y fue la luz, el principio y el fin de todas  las cosas.

GENESIS: 1: 3.

Hasta el tiempo presente porque las tinieblas no han podido prevalecer ante la luz.  Porque Dios, que mando que. De las tinieblas  resplandeciese la luz, es el que resplandeció  en nuestros corazones,  para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo.

2: Corintios: 4: 1.6.

Yo entiendo mis hermanos Creyentes o no, que no es fácil   que resplandezca en nuestros Corazones ese conocimiento  tan grande como ese que él, verbo se hizo carne.

Juan: 1: 11. 14.

A los suyos vino, y los suyos no le recibieron.

Más a todos los que le  recibieron, a los creyentes en su nombre, les dió potestad de ser hechos hijos de Dios.

Los cuales no son engendrados de sangre, ni  de voluntad de varón, sino de Dios.

Y aquel verbo fue hecho carne, y hábito entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como el unigénito del padre), lleno de gracia y de verdad.

Pero la razón más simple, porque se llama verbo al hijo de Dios, parece ser, qué como nuestras palabras explican nuestras ideas a los demás, así fue enviado el hijo de Dios  para revelar los pensamientos de su padre al mundo.

 

Amos: 3: 7.

Porque no hará nada Dios sin que se lo revele, a sus hijos los profetas. Lo que dice el evangelista Juan, acerca de Cristo prueba que él es Dios.

Afirma su existencia en el comienzo; y su coexistencia con el padre, de que el verbo estaba con Dios. Y todas las cosas estaban hechas por él. Y no como instrumento, porque sin el nada de lo que ha sido hecho fue hecho, desde el ángel más elevado, hasta el gusano más insignificante.

Juan: 15: 5.

Dice que separados del señor nada podemos hacer. Esto muestra lo calificado que estaba nuestro señor para la redención y salvación nuestra.

La luz de la razón, y la vida de los sentidos, derivan de él, y depende de él.

Juan: 10: 30.

Dice: Mi padre y yo uno somos.

Este verbo eterno es la luz verdadera, que resplandece pero las tinieblas no han podido con ella.

Oremos, sin cesar; que nuestros ojos sea abiertos para contemplar esa luz.

1: Tesalonicenses: 5: 5.

Dice: que somos hijos de luz, e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas. Para que andemos en ella, y así seamos hechos sabios para la salvación por FE en nuestro señor Jesucristo,

Apocalipsis: 13: 9.10.

Dice: si alguno tiene oído, oiga.

Si alguno mata a espada, a espada morirá. Aquí está la paciencia y la fe de los santos Amén.


    

  

Luis Primera 

 Hmno. Luis Primera

 

Creyentes o noCREYENTES O NO: Indice

Te puede interesar
Lo más visto